Empresa de Cerramientos en Cantabria

Pilonas en Cantabria

Cada día se busca que las ciudades sean espacios más seguros. En este sentido, una de las formas de aumentar esa seguridad es limitando el acceso de coches a las zonas de circulación peatonal. Las pilonas, conocidas también como bolardos, son mecanismos que ayudan a cumplir esta función. Las mismas, evitan el paso de los coches o el aparcamiento en determinados lugares.

Por todo lo anterior, se han convertido en uno de los mecanismos de seguridad vial más usados, ya que tienen una gran efectividad.

Qué son pilonas

Qué son Pilonas o bolardos

Son obstáculos que se instalan a nivel del suelo, con la finalidad de delimitar las vías de circulación y las zonas de aparcamiento. De igual manera, ayudan a gestionar el acceso a lugares públicos, privados y protegen los espacios en donde no se permite el acceso de coches. También funcionan como elementos disuasorios, al evitar que se produzcan actos que atenten contra la seguridad de las personas.

Tipos de pilonas

Se pueden encontrar diferentes tipos de pilonas, que se ajustan a los requerimientos especiales que se tengan en cada espacio urbano.

Pilonas fijas

Este tipo de pilonas se fija directamente al suelo, utilizando un mecanismo de empotramiento robusto y de gran resistencia. Por lo general son postes bajos, fabricados en materiales de alta resistencia, como el hierro, acero inoxidable o concreto. Se usan para impedir el acceso de coches a lugares que son destinados para uso peatonal.

Pilonas extraíbles

Son pilonas que se fijan al suelo por medio de una base diseñada y permite que se puedan quitar y volver a poner. En este sentido, Para evitar que sean removidas por cualquier persona, cuentan con sistemas de seguridad, como candados o cerraduras de seguridad. A su vez, se fabrican casi siempre en materiales como el hierro y el acero inoxidable.

Se emplean por lo general en zonas donde se busca limitar el paso de coches, como por ejemplo, calles peatonales o áreas recreativas.

Pilonas abatibles

Este tipo de pilonas pueden abatirse, quedando de forma horizontal a ras del suelo, permitiendo el acceso a los coches. Las mismas poseen dispositivos de bloqueo que evitan que sean activadas por cualquier persona. En su fabricación se utilizan materiales como el hierro, el acero inoxidable o cualquier otro que tenga una alta resistencia.

Se usan para controlar el paso de los coches a una zona determinada, permitiendo el libre tránsito de las personas.

Pilonas automáticas

Estas pilonas tienen mecanismos automatizados. Por ello, se pueden manejar a distancia a través de mandos o cajas de control que sean accesibles al conductor. En consecuencia, cuando se activan, la pilona se hunde a ras del suelo, de forma vertical, permitiendo el paso.

Su funcionamiento está basado en sistemas hidráulicos, que se instalan bajo el suelo. Es así como resisten el uso intensivo y constante.

Instalación de una pilona automática en Cantabria

La instalación de pilonas que se accionan de forma automática es muy frecuente. Es una forma efectiva de controlar el acceso a edificios y lugares públicos o privados. En consecuencia, este mecanismo, junto a las barreras, son los que más se usan para limitar o impedir el tránsito vehicular.

No obstante, para instalar una pilona automática, es necesario acudir a técnicos cualificados, que garanticen el fiel cumplimiento de cada uno de los pasos.

Seleccionar la pilona adecuada

El primer paso a seguir es seleccionar la pilona que se ajuste a los requerimientos de seguridad y de acceso. En este sentido, las pilonas se pueden conseguir en diferentes modelos y tipos, cada uno con sus propias características de instalación.

Por esto es necesario seleccionar el modelo más conveniente. Se deben tomar en cuenta diferentes factores, como, por ejemplo, las características del terreno, el sistema de elevación, las dimensiones, entre otros.

Planificar el sistema de funcionamiento

Es recomendable que antes de iniciar la instalación, se haya planificado la forma cómo va a funcionar la pilona. Al respecto, se debe tener definido en el caso de las pilonas automáticas, la forma en que se va a acceder a la corriente eléctrica. De igual manera, definir los drenajes que evitan que se acumule el agua en la fosa donde se va a instalar. De esta manera se evitan las fallas del mecanismo de activación.

Preparar la fosa

Según el modelo de pilona que se haya seleccionado, se debe excavar la fosa. En esta fosa se construye la base de concreto y los demás componentes que hacen parte del sistema automatizado de la pilona.

Instalar el cilindro de cemento y el sistema de drenaje

Es necesario instalar un cilindro de cemento, con la finalidad de que forme la cavidad en donde se inserta la pilona cuando se oculta. Asimismo, es necesario instalar y verificar el funcionamiento adecuado del sistema de drenaje de agua.

Luego de haber completado las obras de instalación, es necesario verificar que todo el sistema funcione de manera correcta. Por su parte, en caso de que el sistema se active a través de un control o mando a distancia, se hacen las pruebas para verificar que funcione de forma óptima.

Pilonas instaladas por profesionales

La instalación de pilonas debe ser realizada por expertos. En este sentido, Enjo cuenta con experiencia en el diseño y colocación de estas, con personal altamente cualificado. Así se garantiza un trabajo de calidad, cumpliendo con todas las exigencias requeridas en estos sistemas de protección.

Con Enjo se obtiene una instalación que asegura que las pilonas van a cumplir su función a cabalidad, por lo que no dude en contactarnos.

¡Haz tu consulta y nos pondremos en contacto lo antes posible!