Empresa de Cerramientos en Cantabria

Barreras acceso Parking

Poder controlar el acceso vehicular en áreas restringidas, como zonas residenciales, centros comerciales, caminos, empresas o instituciones, es una forma de mantener la seguridad. En este sentido, uno de los medios más eficaces para tal control son las barreras para vehículos.

Su popularidad se debe a que este tipo de sistema es económico, de fácil instalación y son diseñadas para estar a la intemperie.

barrera vehículos

¿Qué es una Barrera?

Una barrera vehicular consiste en una barra horizontal, que tiene como finalidad impedir el paso de vehículos a una zona determinada. Así, para dar paso a los vehículos, se eleva uno de los extremos. Esto se hace de forma manual o automática, hasta que queda en posición vertical.

Principalmente, su uso se dirige al control del tránsito vehicular a zonas restringidas. Es por ello que se pueden instalar en cualquier lugar donde sea necesario, como en los estacionamientos o en sitios donde hay una alta densidad de tráfico. Por su parte, Una barrera detiene el paso de los vehículos, lo que permite que se identifique a las personas que están accediendo al lugar.

Las barreras son operadas habitualmente por personal de seguridad, que realizan las comprobaciones. Sin embargo, también se puede llevar el control usando medios electrónicos, como los lectores de tarjetas, los sistemas biométricos de huella dactilar o introduciendo códigos de acceso a través de un teclado.

Tipos de barreras para Parking

Es posible encontrar diferentes modelos de barreras vehiculares. Cada uno de estos modelos tiene unas características específicas, que se ajustan a la mayoría de los requerimientos de control.

Las que más se utilizan son las siguientes:

Barrera de control manual

Este tipo de barrera es la más frecuente, debido a la sencillez de su manejo y por ser más económica. Ahora bien, en estas barreras el proceso para dar el acceso es más lento, debido a que no tienen ningún mecanismo eléctrico o hidráulico. Un operador es quien permite el paso de los vehículos, activando manualmente el sistema, con la finalidad de subir o bajar la barra.

Este modelo de barrera se instala básicamente en zonas no muy amplias y en lugares con un nivel de tráfico que no sea muy intenso. Consecuencia de lo anterior, las mismas son usadas en estacionamientos, no muy grandes, o en lugares con un nivel de tráfico bajo o moderado.

Hay dos modelos de este tipo de barrera:

Barrera manual por contrapeso

Estas barreras tienen un brazo balanceado por medio de un contrapeso, que hace que el manejo de la barra sea más fácil. Por lo general tiene un reposa-mástiles que tiene forma de Y.

Barrera manual por muelle de tensión

Tienen un muelle interior, que le facilita al operador la acción de subir o bajar la barra. Al igual que la anterior, también tiene un reposa-mástiles en forma de Y. Este sistema se desbloquea por medio de una cerradura que se encuentra en la base principal.

Barrera de control automático

Cuenta con un motor que hace que sea mucho más fácil el proceso de elevación y descenso de la barrera. Se realiza de una forma muy rápida, tardando solo entre tres y seis segundos.

Los motores que se usan tienen características diferentes. Ahora bien, a pesar de ello, casi todos son electromecánicos y están diseñados para funcionar bien cuando se usan de forma intensiva. De igual manera, la barra tiene diferentes tipos de soportes, que cuenta con diferentes accesorios, como luces de señalización o gomas de protección.

Este tipo de barreras puede estar funcionando las 24 horas del día sin presentar ningún tipo de problemas. De igual manera, su activación se puede realizar desde una caseta de vigilancia, utilizando un mando a distancia o una caja de control, a la que se puede acceder desde la ventanilla del conductor, utilizando un teclado de códigos de seguridad o lectores de tarjetas.

Cuando la barra se activa, se eleva hasta formar un ángulo de 90 grados, de esta forma se permite el acceso de los vehículos. Son muy versátiles, por lo que se recomiendan para controlar el acceso vehicular en lugares como empresas, fábricas, garajes comunitarios, estadios, entre otros.

Barreras para parking

Este tipo de barrera se diseña con la finalidad de evitar que se estacionen vehículos en un estacionamiento, sin que el propietario lo haya autorizado, o en zonas donde está prohibido hacerlo.

Por su parte, se pueden encontrar los siguientes modelos en el mercado:

Barrera para parking abatible con base triple

Este tipo de barrera para estacionamientos sirven para delimitar el espacio de la plaza de garaje, lo que impide que sea usado por personas que no tengan autorización.

Se pueden instalar sin problemas en estacionamientos públicos o privados, y en zonas externas o internas.

Barreras para parking automáticas con mandos a distancia

Estas barreras se usan para obstaculizar con una barra la zona de la plaza de garaje, con la finalidad de evitar que las personas sin autorización lo usen. El sistema automatizado puede bajar o subir la barra de bloqueo, por medio de un mando a distancia. Este tipo de barrera cumple ya sea con la función de seguridad o como control de acceso. Se destaca por tener la posibilidad de ser operadas con un control remoto o dispositivo especial.

Instalación de barreras en Parkings

Enjo cuenta con la experiencia y personal técnico cualificado para realizar este tipo de instalaciones. Brindamos asesoría personalizada sobre cuál barrera se adapta mejor a los requerimientos del lugar.

Esto es posible gracias a los años de experiencia instalando este tipo de dispositivos de control. De igual manera, se garantiza la calidad de la instalación de la barrera, por lo que no dude en contactarnos.

¡Haz tu consulta y nos pondremos en contacto lo antes posible!​