Empresa de Cerramientos en Cantabria

Puertas Correderas

Cada vez más gente está cambiando sus puertas abatibles por unas correderas. Así no solo mejoran el uso del espacio interno de la vivienda, sino que le dan un toque interesante y la hace lucir elegante y moderna. 

En este sentido, es de destacar que no es un secreto que los espacios son cada vez más pequeños y quienes los diseñan tienen que ser muy astutos para sacarles el mejor provecho posible. Por ello, en este artículo encontrarás mucha información que te ayudará a hacer una elección inteligente al momento de comprar una puerta corrediza. 

Tipos de puertas correderas

Al igual que las personas, las puertas pueden ser muy diferentes y adaptarse a diversas situaciones. Así, el número de hojas, los herrajes e incluso los materiales pueden variar para adaptarse al uso que se le espera dar a la puerta. Esta variedad hace posible un sinfín de diseños útiles, prácticos y muy hermosos.

Una hoja 

Este es el tipo de puerta corrediza más utilizada en interiores. Por lo general se colocan en los baños, cocinas y algunos dormitorios. 

No solo es el modelo más común, sino que también es el más sencillo. Es una única hoja con movimiento horizontal. Puede estar fijada a unas guías en la parte superior y colgar libremente o también apoyarse en rieles en el suelo. 

Hojas enfrentadas

Se utilizan en puertas de gran tamaño y consta de dos hojas que se abren hacia los lados. Por lo general se usan en los lugares donde se requiere una apertura amplia y sin obstáculos, como un salón comedor. Además, por sus dimensiones, son perfectas para separar ambientes y unirlos de forma rápida cuando sea necesario. 

Una hoja fija y una móvil

En este estilo hay una hoja fija que por lo general es de cristal y está fija a la pared y otra hoja que se mueve para abrirse o cerrarse. Este sistema es muy utilizado en comedores y salones. 

Hojas paralelas

Son sistemas de cierre conformados por dos o más hojas colocadas paralelamente una al lado de la otra. Son utilizadas para separar áreas amplias o en la entrada del salón comedor. Este diseño requiere de rieles en el suelo que guíen el movimiento de apertura y cierre de cada hoja. 

Plegables

En este sistema, las hojas se pliegan sobre si mismas al abrirlas y se extienden al cerrarlas. Algo parecido a una persiana horizontal y las hojas son conducidas por guías en la parte superior e inferior.

Por lo general están hechas de vidrio y se usan en exteriores, pero en algunos casos se utilizan en armarios muy grandes con hojas de madera.

Tipos de elaboración y estilos a tener en cuenta

Aquí hay que tomar en consideración las preferencias de las personas, el presupuesto disponible y el estilo del inmueble. 

Así, podemos identificar dos estilos diferentes. 

A la vista o superpuestas 

Este estilo es el más común y de instalación más sencilla (no es necesario hacer obra). Las guías superiores e inferiores quedan a la vista, pero en algunos casos pueden integrarse en la decoración de la estancia. 

Al elegir este sistema, hay que tomar en consideración que, cuando las puertas se abren cubren una parte de la pared y no se puede colocar muebles o estantes que la obstaculicen. 

Empotradas

Cada día es más común ver una puerta empotrada. Requiere una pequeña obra para la instalación de un cajón metálico recubierto de pladur o ladrillos conocido como casoneto. Este cajón se incorpora a la pared para ocultar la puerta e incluye las guías por las que las hojas se deslizan.

Cuando las puertas correderas se abren, las hojas se desplazan y esconden dejando libre la pared para colocar muebles o colgar cuadros. 

Precios de una puerta corredera 

Estas puertas son perfectas para lograr la máxima optimización de los espacios en viviendas grandes o pequeñas y los precios pueden variar de una zona a otra. 

Por supuesto que el modelo y la calidad afectan directamente el coste, pero uno de los factores que pueden afectar el precio son los materiales. Por lo general se fabrican con cristal, aluminio o madera, pero también se puede optar por PVC o acero inoxidable en caso de presupuestos más ajustados. 

De igual manera, hay que decir que algunas puertas correderas, sobre todo las que se usan en exteriores como garajes o jardines, pueden automatizarse con la instalación de motores eléctricos y mandos a distancia. Como es lógico esperar, un sistema automático tiene un coste un poco superior a uno manual. 

Además, el precio varía si se desea empotrar el sistema y por la incorporación de otros elementos como tiradores o cerraduras especiales. 

¡Acude a la mejor asesoría profesional!

¿Estás buscando una puerta corredera o solo quieres obtener más información? No lo pienses más y ponte en contacto con nosotros. Cerramientos Enjo es una empresa especializada en Cantabria. 

Ponemos a tu disposición un amplio catálogo de diseños entre los que puedes elegir el que más te convenga y se adapte a tus necesidades. Tenemos experiencia en la instalación de puertas correderas de todo tipo.

¡Haz tu consulta y nos pondremos en contacto lo antes posible!

[contact-form-7 id=»118″ title=»Formulario de contacto 1″]

¡Haz tu consulta y nos pondremos en contacto lo antes posible!​